Tres formas de mejorar tu forma de vestir

Los cambios incluso sutiles en tu ropa pueden ayudarte a conseguir un ascenso en tu trabajo entre otras cosas de acuerdo a un estudio hecho público el trimestre pasado en el Journal of Personality and Social Psychology, que descubrió que la gente ve a los hombres que gustan de mostrar su cuerpo (es decir, mangas cortas, camisetas pegadas) como más emocionales, mientras que a sus contrapartes más formales como más poderosas.

“Si alguien se enfoca en el cuerpo de otra persona en vez de en su mente, lo ve más como alguien que vive experiencias, no como alguien que hace las cosas” dice Kurt Gray, líder del estudio y profesor de psicología en la Universidad de Maryland (EE.UU.)

He aquí unas pistas.

Ropa casual en el trabajo

“Viste como el puesto en el que quieres estar. En una oficina de camisas de manga corta, el usar mangas largas puede hacerte parecer con más autoridad” dice Gray. Una camisa algo pegada podría mostrarte un poco más casual, pero la gente en la oficina quiere un jefe que transmita seguridad y solvencia.

Ahora, si lo que tienes en el trabajo son problemas, ve con manga corta. El estudio mostró que la gente tiende menos a tratar mal a hombres vestidos menos formalmente. Cuando la gente se enfoca en tu cuerpo, tiende menos a echarte la culpa de las cosas.

La oficina formal

“Si te encuentras en un escenario formal como un estudio de abogados o un banco, incluso una camisa con el cuello desabotonado puede ser reveladora” explica Gray. No necesitas verte como una momia, pero algunos desajustes ligeros pueden jugar en contra tuya a la hora de progresar en tu carrera, dice el estudio.

En tu cita

En un momento como una cita se vuelve importante que seas capaz de transmitir que eres capaz de hacer negocios pero que también tienes un corazón, dice Gray. Puedes entonces mezclar elementos un poco más formales, como un blazer, con prendas un poco más reveladoras como una camiseta cuello en V y jeans rectos (no, no jeans ajustados, a menos que tengas menos de 16 y quieras verte como los Jonas Brothers).

Ahora, si te faltó tiempo para cambiarte y debes ir a verla con tu ropa de trabajo, igual puedes lucir bien: suéltate un poco desabotonando el cuello de la camisa y enrollando un poco las mangas. El ver parte de tu clavícula y tus antebrazos le dará a ella un vistazo de tu lado emocional.

artículo original en www.hombresdehoy.com