Ejercicios para eliminar las arrugas de la cara

La cara está compuesta por miles de músculos que diariamente se contraen y expanden miles y miles de veces. Cuando sonreímos, estornudamos, hablamos o lloramos, ellos trabajan y se tonifican.

Lamentablemente hemos dejado de lado una rutina que puede facilitarnos sustancialmente y eliminar las marcadas arrugas de la cara y frente sin gastar dinero.

Te presentamos variados ejercicios  que puedes realizar diariamente y así irás eliminando gradualmente esas arrugas que puedas tener en tu cara. Junto a los ejercicios es obligatorio beber al menos 2 litros y medios de agua diario.

Las líneas de expresión de nuestra cara son producto de decenas de gestos que hacemos todos los días, los que aumentan considerablemente cuando estamos estresados.

La gimnasia facial nos enseñará a hacer movimientos correctos para eliminar o suavizar los puntos de tensión y así retardar el envejecimiento del rostro y su flacidez.

Idealmente los ejercicios para el rostro son recomendables para cualquier persona mayor de 30 años que desee prevenir o aminorar el envejecimiento de su piel.

Rutina de ejercicios faciales

  • Para comenzar debes hidratarte el rostro, pues sería perjudicial hacerlos con la piel totalmente seca. Hazlo con una crema hidratante de buena calidad.
  • Eleva el extremo izquierdo de tu boca por cinco segundos, manteniéndola cerrada. Repita 6 veces. Aquí fortaleceremos la parte superior de las mejillas, suavizando los surcos que rodean los labios.
  • De la misma forma, hazlo con el lado derecho de la boca. Es crucial hacerlo en ambas mejillas para que las dos sean tonificadas de la misma manera.
  • Con los labios cerrados has la sonrisa más esforzada que pueda. Repite 6 veces. Esta sirve para fortalecer la parte inferior de las mejillas, evitando la flacidez y definiendo mejor el rostro.
  • Imita la boca de un pez contrayendo y proyectando los labios hacia la frente. Repite 6 veces. Este ejercicio sirve para fortalecer los músculos cercanos a la boca y suavizar la papada.
  • Eleva las cejas lo más alto que sea posible por 6 segundos y déjalas en posición normal suavemente. Servirá para fortalecer los músculos de la cabeza y suavizar las líneas de expresión.
  • Cierra los ojos, aprétalos con fuerza durante 5 segundos y luego ábrelos bien despacio. Ayudará a levantar los párpados superiores e inferiores.
  • Frunce el ceño. Contrae las cejas como queriendo juntarlas, acercándolas todo lo que sea posible. Luego, intenta separarlas todo lo que puedas, imitando una expresión de sorpresa.
  • Contrae el rostro. Frunciendo el ceño, lleva tus cejas hacia abajo mientras arrugas tu nariz, manteniendo esta posición durante 10 segundos.
  • Coloca los dedos medio y anular sobre tus ojos y realiza una ligera presión intentando a la misma vez, levantar las cejas. Este ejercicio te ayudará a afirmar los músculos que están sobre las cejas como producto de la resistencia.

Las primeras líneas de expresión aparecen generalmente alrededor de los ojos y son las temidas patas de gallo. Luego, nos damos cuenta que comienzan aparecer en la frente. La primera opción son las cremas anti-age  antes de acudir a un cirujano plástico, pero una técnica absolutamente menos invasiva son estos procedimientos simples que no nos dejarán marcas, no requieren recuperación post operatoria y no afectarán la naturalidad de tus expresiones con el paso del tiempo. Junto a ello, es fundamental  que estos entrenamientos faciales los repitas entre 5 a 6 veces en la semana.

Con estos prácticos consejos conseguirás una cara bonita, relajada y bien cuidada  sólo con dedicar unos minutos al día a la realización de unos fáciles ejercicios faciales.

Estos consejos previenen la formación de las arrugas que se originan por la reiteración de algunas expresiones faciales. Mejillas flácidas pueden rebajarse, mejillas hundidas se pueden llenar y la papada puede normalizarse con los ejercicios faciales apropiados.

Decide apartar unos minutos al levantarte o antes de irte a la cama para relajar tu cara y también disminuir las líneas de expresión. La rutina debe ser de 10 minutos diarios. La constancia y la perseverancia son clave si quieres lograr buenos resultados.

 

Post original en www.saludactual.cl