Cómo verse bien tras una noche sin dormir

Todos nos vemos mal tras una noche sin dormir.  Las razones por las que no descansamos bien pueden ser varias: desde una noche de fiesta hasta los efectos de una cena copiosa. La privación de sueño nos hace convertirnos en zombies durante todo el día.  Aquí te damos las pautas para vernos descansados y frescos tras una noche sin dormir.

  1. Una ducha es la mejor opción para verse bien después de dormir mal. El agua caliente te despertará, relajará tu ánimo y te hará sentir bien en general. Para mejorar tu aspecto lo mejor es usar un exfoliante sobre tu rostro al mismo tiempo que te duchas, esto te dará efecto “buena cara”.
  2. La hidratación de la piel es otro paso muy importante para estos casos, puesto que la falta de sueño hace que nuestra piel se deshidrate.
  3. Aplicar presión fría sobre tus ojos, de esta manera perderán su aspecto hinchado y buena parte de las ojeras. Para hacerlo, el truco es dejar en la nevera unos diez minutos cucharas de metal o bolsitas de te usadas. Después, aplícalos sobre los ojos hasta que pierdan el tacto frío.
  4. Inhala suero fisiológico. Puedes usarlo para disolver la mucosidad y destapar las vías respiratorias. La falta de sueño produce congestión nasal y afecta a la irrigación sanguínea de tu rostro, lo que provoca una gran medida las ojeras.
  5. Masajea y comprime. A lo largo del día, realiza suaves masajes con la punta de tus dedos sobre tus párpados cerrados, y aplica de vez en cuando paños mojados con agua tibia. Esto evita que se congestionen los capilares de tus ojos y se provoquen derrames, los que puede provocar que se irriten un poco.