Cómo hacer una cena ligera

Hoy venimos a hablar de las cenas ligeras que te ayudarán a llevar una alimentación saludable, digestiva y nutritiva.

Las cenas ligeras deberían componerse de una ración de verduras, una pequeña ración de hidratos de carbono y una ración de proteínas.

Así puedes prepararte platos únicos que combinen estos alimentos, como ensaladas de lechuga, pasta y atún, otra opción es un plato  como una tortilla francesa con espárragos y unas rebanadas de pan.

También puedes hacer dos platos, si de primero eliges un plato de verduras, como una ensalada verde o una crema vegetal. De segundo las proteínas y un poco de hidratos.

Para preparar cenas ligeras evita los rebozados, frituras y cualquier añadido extra que las haga más pesadas. Opta por preparar tu ena a la plancha o al horno.

Si no tienes tiempo o estás muy cansado para prepararte la cena, echa mano a las ensaladas de bolsa y a las conservas ligeras tanto de verduras como pescados

Presta atención a los aliños y es que uno de los errores habituales que estropean las cenas ligeras y es que aliñar en exceso una ensalada o cualquier plato añaden muchas grasas, calorías y hacen que sean pesadas, de modo que si añadimos mucho aceite de oliva dejará de ser una cena ligera.

Y si deseamos perder peso con las cenas ligeras y saludables lo mejor será evitar las salsas, embutidos grasos y otros alimentos muy calóricos, como también los precocinados!

Para completar la cena ligera no te olvides del postre! Opta por una fruta, un yogur, un poco de queso fresco, una macedonia o un puñadito de frutos secos. Deja los dulces para las ocasiones especiales.

 

Post original en www.salood.com